Archivo de la etiqueta: mejora

La clave está en el Liderazgo

medium_equipo.jpgLa semana pasada estuvimos todo el equipo directivo del Deparamento de Vivienda (el Viceconsejero, el Director de Planificación, la Directora de Vivienda, el Director de Suelo, los tres Delegados Territoriales de Vivienda, la Responsable de Comunicación, el Director Genaral de Orubide, el de Alokabide y yo mismo) trabajando un par de días en un taller de Liderazgo con el apoyo de Pedro Pablo y Joan, de Tea-Cegos.

Una de las principales paradojas a la que tiene que hacer frente un directivo, es que se presupone que es él quien debe definir la estrategia para alcanzar los objetivos, es decir, los resultados que se espera de su ámbito de responsabilidad, pero son otras personas, sus colaboradores, quienes han de poner en práctica dicha estrategia y ejecutarla correctamente para obtener los resultados deseados.

Por lo tanto es esencial que, junto a una correcta definición y despliegue de la estrategia en sus correspondientes planes, objetivos generales, específicos, cuadro de mando, etc, se trabaje correctamente las actitudes y las habilidades de los equipos de colaboradores, pues sin ellos toda la estrategia quedará simplemente en un bonito papel pero sin resultados reales.

Liderar por lo tanto es liderar personas, equipos, y hay diferentes maneras o estilos de hacerlo, básicamente:

  • El impositivo, es decir el que ordena a sus colaboradores lo que deben hacer y espera que lo hagan sin pensar, sin preguntar y sin rechistar.
  • El afiliativo; el que se preocupa básicamente de que su gente esté bien y agusto, que no haya problemas, aunque no se obtengan los resultados esperados.
  • El orientador, que es el que se preocupa por informar, por orientar, por establecer mecanismos de coordinación y de comunicación, por explicar las razones de las decisiones.
  • El capacitador, que trata de hacer crecer profesionalmente a sus colaboradores para que desarrollen correctamente sus funciones.
  • El participativo, que busca la implicación y el compromiso de sus colaboradores a través de la participación en el proceso de toma de decisiones.
  • El «laissez faire», que en realidad es el no liderazgo, la inhibición, la dejación de las responsabilidades del lider, muchas veces enmascaradas bajo la apariencia de la delegación y la participación.

Cada uno de estos estilos tiene sus ventajas y sus inconvenientes, y el lider debe ser capaz de utilizarlos convenientemente según cada ocasión y cada situación.

Como equipo directivo, hemos llegado a la conclusión de que tenemos muchas cosas que mejorar, que debemos dedicar mucho más tiempo a nuestros colaboradores y que debemos apostar por un liderazgo básicamente participativo, capacitador y orientador. Para ello tenemos un montón de deberes encima de la mesa, pero también el convencimiento claro de que es posible hacer las cosas mejor, para obtener mejores resultados, que reviertan en beneficio de la ciudadanía, que es nuestro objetivo final.

Contamos para ello con un buen montón de excelentes profesionales en nuestros respectivos equipos y con ellos y ellas vamos a trabajar. Los errores del pasado, que sin duda han existido, nos han de servir para avanzar, para mejorar, para aprender, y no para paralizarnos.

(La foto es de Nameless Yeast

Technorati Tags: , , ,