Archivo de la categoría: País Vasco

Practicar el estoicismo siendo del Athletic de Bilbao

Desde el año 2009, el Athletic de Bilbao (mi club de fútbol) ha logrado la hazaña de llegar a disputar 10 finales de alguna de las competiciones más importantes en España, una final de la UEFA, 3 supercopas y 5 copas del rey, habiendo ganado las 2 últimas supercopas.

El Athletic es un club especial porque solo juega con jugadores nacidos en Euskal Herria o “criados futbolísticamente” en las canteras del club. Es decir, no ficha solo con dinero, lo cual en estos tiempos es ir contracorriente de manera brutal, en especial para un club de un país muy pequeñito como es Euskadi. Por eso lograr semejantes resultados es doblemente meritorio.

A los jugadores del Athletic se les conoce como “los leones” porque en su juego ponen la garra, el coraje y la pelea hasta el último minuto que les permiten superar a rivales objetivamente muy superiores.

En este sentido, los valores del Athletic son muy estoicos: seguir tus principios aunque objetivamente te perjudiquen en el resultado, darlo todo y más confiando en la posible victoria aún sabiendo que lo más probable es la derrota, levantarse con cada golpe e intentarlo de nuevo en la siguiente ocasión.

Para ser jugador del Athletic tienes que ser muy estoico, lo mismo que para ser un buen aficionado y miembro de este gran club.

Por eso, cuando el equipo se aparta de esos valores y juega como lo ha hecho en las dos últimas finales, con falta de ambición y de coraje, con miedo al fracaso, con la obsesión por el resultado y no por hacer lo que hay que hacer… cuando eso sucede, a la derrota, ya de por sí dolorosa, se suma la infinitamente más dolorosa visión de un equipo que no es el tuyo, que no representa esos valores ni actúa en base a ellos.

Y la frustración es tremenda. Imagino la de los jugadores y demás equipo técnico porque si la de la afición es mayúscula, la suya ha de ser superlativa.

Ante lo cual no queda más que el camino estoico de nuevo: levantarse de la lona, revisar lo sucedido, perdonarse a uno mismo y prometerse que en la próxima ocasión lo intentará de nuevo con todo el coraje, toda la serenidad y todo el empeño.

Si yo tuviera alguna capacidad de decisión en el club, implantaría de manera inmediata un trabajo sobre estoicismo con todo el equipo, un trabajo práctico, un trabajo que entrene las mentes de los jugadores tanto o más que el cuerpo. Ya sabemos que la disposición mental influye absolutamente en cualquier desempeño, y muy especialmente en el deporte, y aún más especialmente en este equipo.

De todos modos, querido lector o lectora, por si no te has dado cuenta, en realidad este artículo no va solo del Athletic, que igual te importa un pimiento, sino que va de mí y de tí, va de las finales que nos toca jugar en nuestra vida y la manera como las afrontamos, va de que nos pasa igual que los jugadores del Athletic y que debemos trabajarnos intensamente y seguir haciendo lo que debemos, con coraje, con determinación y con serenidad.

Aupa Athletic!!!

PD: gracias a Nacho por el whats del sábado, que me puso en la pista de salida de este post 😉

Identidad y compromiso en tiempos Trans

La marcha voluntaria de Kepa Arrizabalaga, el portero del Athletic Club de Bilbao que estaba llamado a ser un icono de este equipo y de su particular “filosofía” de funcionamiento, ha sido un mazazo enorme para todo el club.

¿Qué ha pasado? ¿Cómo es posible que un canterano, que se supone totalmente imbuido de amor a su club, lo abandone en la primera oportunidad que se le presenta? ¿Es por dinero? ¿Es por prestigio, por proyección internacional?

Es un caso que ejemplifica de manera muy interesante las dificultades para eso que se suele llamar “retención” del talento en las organizaciones y que cada vez vemos con mayor claridad que se trata de un elemento clave para el éxito de cualquier organización, ya sea un club de futbol o una empresa.

Lo primero que hay que tener claro es que cada persona es insustituible en una organización, y a la vez, no hay nadie que sea imprescindible. Aunque lo pueda parecer, no hay contradicción entre ambas afirmaciones y ambas juegan cuando hablamos de incorporar y conservar el talento en la organización.

Siguiendo con el ejemplo de Kepa, es evidente que el equipo no va a ser el mismo sin él, no hay nadie que le pueda sustituir, que pueda hacer y actuar como él, y en ese sentido, su marcha no puede ser despachada sin más con la incorporación de otro portero. Y a la vez, esta situación dará oportunidad a otros jugadores, permitirá que otros talentos afloren, y el equipo seguirá adelante, de manera diferente, pero sin mayores dificultades.

En segundo lugar, y pensando en la conservación del talento en las organizaciones, parece claro que es necesario que exista un vinculo emocional con el proyecto y con las personas que lo conforman para que haya mayores garantías de que las personas talentosas se comprometen a largo plazo con el proyecto.

Para ello es imprescindible hacer partícipes a las personas de la identificación del propósito de la organización y que este esté alineado con los propósitos individuales. También es necesario tener metas sugerentes, retos motivadores, así como liderazgos comprometidos con las personas y sus necesidades e inquietudes.

En definitiva, el futuro “trans” de las organizaciones pasa por crear entornos atractivos para las personas con talento (y aquí no juega solo el dinero), donde puedan desarrollarse personal y profesionalmente, donde ninguna persona sea imprescindible ni tampoco intercambiable sin más.

Habrá más Kepas en el futuro, tanto en el Athletic como en nuestras empresas, y si queremos conservarlos debemos empezar a hacer los deberes cuanto antes.


Este post es fruto de un interesante debate vía whatsapp con varios amigos, algunos de los cuales han posteado también sobre el mismo tema con diferentes puntos de vista:

Tener trabajo y estar excluido socialmente

IMG_0194

El río Esca a su paso por El Roncal

Hasta el 2008 había tres indicadores esenciales en los que apoyarnos para conocer el estado de salud de nuestra sociedad: el PIB, la tasa de paro y el IPC.

Si el PIB crecía, significaba que se generaba más riqueza en el conjunto de la sociedad, y si la tasa de paro era baja, significaba que esa riqueza llegaba a todas las capas sociales. Esto unido a una tasa de IPC moderadamente creciente, garantizaba que el endeudamiento del estado se podría ir pagando sin grandes problemas.

Hoy tenemos en nuestra sociedad, tanto a nivel europeo, estatal como en Euskadi, una situación absolutamente novedosa: tener un trabajo ya no garantiza la inclusión social, es decir, hay decenas de miles de personas que tienen trabajo y a pesar de ello no tienen garantizados los mínimos de subsistencia digna y por lo tanto están en situación de exclusión social.

La gran receta para luchar contra la exclusión social ha sido hasta ahora la creación de empleo. Una receta que ya no está funcionando por la bajísima calidad de buena parte del empleo que se crea en la actualidad: jornadas reducidas, salarios miserables, con muy baja protección social y sin estabilidad en el tiempo. Los famosos minijobs alemanes o los contratos de cero horas ingleses, son ejemplos claros de esta nueva situación.

A esto hay que añadir que los avances tecnológicos están destruyendo empleo de manera exponencial, todo lo cual nos lleva a la necesidad de un serio replanteamiento del modelo laboral actual, que para mí pasa por dos medidas muy claras:

  • Reducción radical de las jornadas laborales, en la línea de lo que se hizo cuando se instauraron las 40 horas semanales, pero ahora reduciendo a entre 20 y 30 horas: la productividad cada vez depende menos de las horas de trabajo de las personas, sino de las máquinas, por lo que repartir el “trabajo humano” será imprescindible. Desde un punto de vista económico, más tiempo libre manteniendo poder adquisitivo significa más gasto en cultura, ocio, cuidados, así como más voluntariado, formación, etc, etc.
  • Implantación de la renta básica universal que garantize un ingreso razonable a todas las personas. Sobre esto hay mucho escrito por lo que no me voy a extender

Redistribuir la riqueza vs generarla de manera distribuida

IMG_1369Hace unos días en una conversación con @gespiau y @paulrios estuvimos charlando sobre una cuestión que pienso que merece una entrada en el blog.

A estas alturas parece que hasta los grandes defensores del sistema capitalista liberal son conscientes de que este tiende hacia la desigualdad social de una manera exponencial y que es precisamente dicha desigualdad la mayor amenaza del propio sistema. Por ello se hace necesario introducir elementos de contrapeso y corrección que permitan aprovechar las ventajas que ofrece el sistema capitalista, pero sin caer en su version autodestructiva.

El principal sistema de corrección ha sido históricamente el estado de bienestar, sostenido en el concepto de la redistribución de la riqueza vía sistema impositivo. Es decir, una vez generada la riqueza, se introducen unas reglas para quitarle una parte a los que ganan mucho para darselo vía prestaciones sociales, pensiones, etc, a los que ganan menos.

Hasta la caida del muro de Berlín, había una especie de contrato social aceptado por todas las partes y que sostenía este sistema. Desaparecido el peligro socialista, se empieza a resquebrajar dicho consenso social y quienes más ganan consideran que ya no es necesario hacer el “esfuerzo” redistributivo y comienza de manera masiva la elusión fiscal, el desmontaje del sistema de protección social y las privatizaciones. Un proceso que ha venido creciendo de manera exponencial hasta nuestros días, y que ha llevado a unos niveles de desigualdad social desconocidos desde hace mucho tiempo.

Hay paises y regiones en los que esos niveles de desigualdad han crecido pero no de manera tan alarmante, entre ellos Euskadi. ¿Por qué? No tengo la respuesta, pero ¿podría ser que existieran una serie de particularidades en el caso vasco relacionadas con una forma más distribuida de generar la riqueza en origen? Y si así fuera, ¿se podrían identificar dichas particularidades y replicar en otros lugares para intentar revertir la tendencia?

LA FOTO ES DE LA MAQUETA DEL BALLENERO SAN JUAN, EXPUESTA EN EL MUSEO ALBAOLA (VISITA MUY RECOMENDABLE). TENEMOS MUCHO QUE DESCUBRIR Y QUE APRENDER DE LA HISTORIA DE LA INDUSTRIA BALLENERA VASCA DEL SIGLO XVI

La política y el amor.

Viendo los resultados electorales de las últimas elecciones autonómicas vascas y las reacciones de los diferentes partidos ante los mismos creo que se confirma de manera clarísima una tendencia que viene de lejos y que ya no se puede obviar en los análisis políticos: la primacía de la política emocional sobre la política racional.

En el marketing comercial hace muchísimo tiempo que se ha evolucionado en esta dirección y las marcas ya no venden “racionalmente”, es decir, exponiendo las características y ventajas de su producto frente a la competencia, sino que venden “emocionalmente”, es decir por el sentimiento, la emoción, los valores que quien compra experimenta al comprar el producto.

Desde el mítico anuncio de BMW en el que por primera vez una marca de coches no enseñaba el coche en su publicidad, sino la “emoción” de conducirlo, hasta el último anuncio de Coca-Cola, maestra en estas lides, vemos la clarísima tendencia en esta dirección.

En política pasa exactamente lo mismo y hace mucho que ya no vale con tener un programa, unas ideas y unos candidatos que las representen. La única manera de triunfar es generar algún tipo de emoción positiva en el electorado, y no tanto convencer en el sentido racional del término.

Yo creo que los partidos se equivocan cuando analizan los resultados electorales racionalmente, porque en realidad el acto de votar es cada vez más un acto puramente emocional, que tiene poco que ver con el raciocinio y es muy similar al enamoramiento.

Cada fuerza política y su electorado se comportan como una pareja de enamorados… se aman, se odian, se necesitan, no pueden vivir uno sin el otro, a veces se hartan y cambian de pareja y otras el desencanto les hace alejarse y acabar solos y desengañados.

El sorprendente y clamoroso triunfo de Obama se debe al profundo enamoramiento que su persona ha producido en su electorado potencial, más allá de lo que racionalmente se pudiera pensar sobre su figura, su trayectoria, sus ideas y sus propuestas.

Para mi está muy claro, el triunfo de una organización política pasa hoy por enamorar a su electorado para lo cual es imprescindible identificar con claridad a quién te diriges, qué es lo que le enamora, lo que le “pone” a esas personas a las que pretendes embelesar y qué es lo que odian, lo que no soportan, lo que te puede llevar al “divorcio”.

Una fuerza política que no ha entendido en absoluto esto es Ezker Batua. Es doloroso ver la terrible frustración de mis excompañeros del Departamento de Vivienda que se han dejado la piel haciendo una magnífica gestión que no ha servido absolutamente para nada a nivel de respaldo social. Pero esto es como si yo soy un magnífico cocinero y me frustra que la persona a la que amo no me corresponde a pesar de lo buen cocinero que soy y me pregunto  con amargura “¿cómo es posible que no me quiera con los platos tan exquisitos que le preparo y con lo que yo veo que le gustan?”. Pues claro, porque el amor es otra cosa y ser buen cocinero no digo que no pueda ayudar, pero desde luego no es lo determinante.

Por más vueltas que se le de a la situación no hay explicación racional al resultado de Ezker Batua (no lo hay al resultado de ninguno de los partidos, pero dejad que me centre en el que más me importa) Pero es que las explicaciones no hay que buscarlas por ahí, sino por el lado emocional.

¿Sabe Ezker Batua quién es su electorado potencial? ¿Sabe Ezker Batua lo que le enamora a ese electorado? ¿Sabe Ezker Batua lo qué odia ese electorado? ¿Ha actuado en algún momento Ezker Batua buscando ese enamoramiento de su electorado?

Insisto, no desde el punto de vista racional de los programas y las ideas, sino del puramente emocional de los gestos, los detalles, las imágenes, las caras, las percepciones, los sentimientos…

Yo creo que no, yo creo que el famoso lema anguitista de “programa, programa, programa” que tanto hemos (yo el primero) esgrimido, nos deja fuera de la realidad porque queremos que las personas decidan su voto después de analizar profundamente todos los programas, compararlos, ver los pros y los contras, la trayectoria de cada cual, y finalmente tome una decisión racional. Nada más lejos de la realidad. Votar o no votar y a quién votar es una decisión que la inmensa mayoría de las personas toma con las tripas, con el corazón, no con la cabeza y en consecuencia hay que ganarse el corazón de la gente o de lo contrario no hay nada que hacer.

Desde mi modesta opinión, la organización política que no entienda esto tiene un futuro más que difícil, y ejemplos los hay a montones y muy recientes.

ETA EZ – ETA NO

Eta Ez

ACTUALIZACION 22-09-08: A la tercera consiguieron su macabro objetivo. Me reitero en todo lo dicho. Ya no tengo más palabras…


Anoche dos nuevos pasos más hacia la “liberación del pueblo vasco”, uno contra la Vital Kutxa y otro contra la Ertzaintza en Ondarroa.

Con salvapatrias cobardes y miserables como estos ningún pueblo necesita opresores, ya se bastan ellos solitos.

Una vez más, y espero que sea la última: condena absoluta de estos crímenes, solidaridad con las víctimas y afectados, y esperanza en un pronto final de esta barbarie.

Ah, y a los “gudaris” que han puesto los dos coches bomba, hay que decirselo más.

Visita de obras: Eskoriatza

La última promoción que hemos visitado ha sido la de Eskoriatza. Se trata de un trabajo en colaboración con Orubide, quien ha gestionado el suelo y la urbanización.

Es una pena que no tengo a mano alguna foto del “antes” para que podáis ver el cambio radical que ha experimentado esta zona gracias a la intervención de Orubide y de Visesa.

En esta primera foto tomada desde el ático de nuestra promoción podéis ver la plaza y los solares que ha urbanizado Orubide en una zona absolutamente central de esta localidad y donde antes había unos pabellones industriales totalmente obsoletos.

En esta promoción las obras están aún en una fase muy inicial, falta la mitad de la estructura y el resto está aún levantándose por lo que hay poco que enseñar. Os dejo algunas vistas de lo quehay hecho.

Visita de obras: Elgoibar

Tercera etapa de este periplo gipuzkoano: Elgoibar. Una promoción especial para nosotros ya que es producto de la II Edición del Concurso Visesa XXI.

El resultado de la I Edición de este cocurso lo hemos entregado hace un año, una espléndida promoción en Bermeo que ha sido seleccionada para representar a España en el Sustainable Meeting de Melbourne.

La de Elgoibar es también especial porque se tratra de un edificio que será lo primero que se encuentre quien llegue a esta localidad y por lo tanto se ha tenido especial cuidado con su aspecto, los volúmenes, consiguiendose una operación de lo que se suele denominar “cirugía urbana”, es decir, la recuperación de una ámplia zona mediante una actuación puntual en un único solar.

La obra está ahora en un momento muy interesante y me permite mostraros un poco las “tripas” de nuestros edificios, aquello que no se ve y que habitualmente es más importante que lo que no está tan a la vista.

Vemos primero unas vistas generales de la fachada frontal tal y como se ve cuando se entra a Elgoibar. El acabado de la fachada no es de ladrillo, falta el revestimiento exterior.

Ahora desde un poco más cerca

Aquí la fachada trasera que da a una plaza y a las vías del tren. Ya se aprecian los rastreles sobre los que irán colocadas las piezas de cerámica de la fachada.

Aquí hay una prueba de como irá la fachada en su parte cerámica. La idea es que se combina el negro de la cerámica con el aluminio de las ventanas dando un aspecto muy ligero. Las ventanas no serán estas que veis aquí sino unas iguales pero de una sóla hoja.

Las ventanas de esta parte son especiales para aislar del ruido del paso de los trenes. Podéis apreciar el doble cierre y el grosor de la carpintería y del acristalamiento.

Ya en el interior algo que no vereis muy habitualmente: todo el suelo está proyectado con poliuretano (esa espuma amarilla) para mejorar el aislamiento tanto térmico como acústico. Esto, como no se ve, no se aprecia como se debiera, en mi opinión.

Luego se echa el recrecido de cemento como se ve en la siguiente foto y sobre esto el parquet flotante (aquí aún no está colocado)

Otra cosa que tampoco se suele apreciar es el aislamiento entre viviedas. Aquí veis un corte transversal de una pared medianera entre dos viviendas, con el tabique, en este caso de doble ceramica gran formato y el aislante interior.

Visita de obras: Donostia – Morlans

La siguiente parada era en Donostia – Iza, pero parece ser que un posible aviso de bomba en una rotonda cercana a la promoción ha obligado a cortar todo el tráfico y no podemos llegar, así que nos hemos ido a la promoción de Morlans, también en Donostia.

De momento, como veréis por las fotos, no es más que un “gran agujero” pues se están realizando los trabajos previos de excavación y movimiento de tierras.